HazUnaDonacion    HazteSocio 

Carta del Dr. Iñaki Alegría

Meskerem tiene 1 año de vida. Nos llega en brazos de su madre, una madre que da la vida por él. Tiene los bronquios cerrados. Necesita que le pongamos oxígeno para poder respirar.

Sabemos que decirle que no lo podemos ingresar en nuestra clínica con oxígeno le va a suponer la muerte. No le podemos negar el ingreso a un niño que sabemos que va a morir en casa o en medio del camino, en medio de la nada.

Una situación similar nos encontramos con Dadi, un niño de 1 año y medio con una desnutrición severa y diarrea con deshidratación aguda.

Nuestra sala de ingresos se encuentra ya repleta. No hay más espacio, no cabe ni una cama más, tenemos ya a dos niños por cama. Pero, sin embargo, no podemos dejar ir a casa, a morir, a Meskerem y Dadi. No podemos. 

Estamos construyendo una nueva sala de ingresos más amplia que nos permitirá aumentar el número de ingresos, pero Meskerem y Dadi no pueden esperar al día de la inauguración. Lo necesitan ahora, su momento es ahora.

La situación es dura, triste, pero aún hay tiempo para convertir el sufrimiento en Esperanza y Alegría. Con Amor, con esfuerzo y trabajo es posible pasar de la tristeza e impotencia de pronunciar las palabras “Está lleno, no tenemos sitio" a la Alegría de inaugurar ya mismo la nueva sala de ingresos. No hay tiempo para la espera cuando la vida de un niño está en juego.

La decisión está tomada. No hay tiempo para la espera. Empezamos a limpiar y barrer bien la sala, fregar, poner las camas, prepararlo todo. Fuera llueve y relampaguea… se avecina una tormenta tropical.

Es 23 de Junio, San Juan, la noche más corta del año.

Una noche con rayos y relámpagos, la noche más corta del año, va a ser la noche de la inauguración de la clínica. Sin personal médico y de enfermería suficiente para cubrir el servicio, seremos el equipo de voluntarias y nosotros mismos quienes haremos la guardia con gran Alegría.

Hemos pasado de la tristeza a la Alegría. Meskerem y Dadi pueden ingresar y recibir la atención médica que necesitan.

Estamos cansados, muy cansados, agotados, pero el agotamiento llega a desaparecer y transformarse en Alegría, es la fuerza del Amor.

Estamos aquí para esto, para entregarnos a los demás, con Alegría, siempre con Alegría.

 

Dr. Iñaki Alegría, coordinador médico de la Clínica Pediátrica "Let Children Have Health" de la Fundación Pablo Horstmann en Meki (Etiopía) 

 

 

Imagen Etiopía Emergencia

 

 

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.