HazUnaDonacion    HazteSocio 

ESCUELITAS EN TURKANA CONSIGUEN ESCOLARIZACIÓN DEL 60% DE LOS NIÑOS

Las Escuelitas Preescolares se han convertido en centros neurálgicos y de encuentro de la comunidad. En este sentido, ha aumentado la población, antes nómada o seminómada, asentada en torno a las escuelitas. Si hace algunos años había 30 familias en torno a algunas escuelitas, hoy son 150. Además, los miembros de la comunidad están cada vez más involucrados en la educación de sus hijos y muestran un mayor interés en que vayan a la escuela.

FotonewsTurkana1

Niños en la Escuelita de Malimatatu

Diez de las doce Escuelitas Preescolares cuentan ya en sus alrededores con un centro estatal de Educación Primaria

En paralelo, el Gobierno keniano ha ido edificando Escuelas de Primaria junto a nuestros centros preescolares al comprobar que de éstos salen muchos alumnos preparados para ir al colegio. Diez de las doce escuelitas cuentan ya en sus proximidades con un centro estatal de Educación Primaria.

De hecho, las 12 Escuelitas Preescolares han contribuido de manera significativa a incrementar el acceso a la Escuela Primaria, que hoy se sitúa en un 60 % en esta zona concreta en la que se encuentran ubicadas las Escuelitas.

FotonewsTurkana2FotosnewsTurkana3

Imagen de la Escuelitas de Kaalem (izquierda) y Kangarukia (derecha), visitadas en marzo de 2015

Retos para mejorar la atención en las Escuelitas 

Sin embargo, aunque hay motivos para la alegría, todavía son bastantes los retos a afrontar para mejorar las condiciones en las que crecen los niños.

En primer lugar, es necesario garantizar su salud y contribuir a la prevención de la malnutrición. Para ello se mejorará la alimentación que reciben, a fin de incluir carne, pesado y verdura como complemento a los cereales y legumbres, que son su dieta habitual.

Otras de las medidas van dirigidas al profesorado, responsable no solo de la educación de los niños, sino de que tomen la medicación prevista y los suplementos alimenticios en el caso de los malnutridos. Además, los profesores velan porque los niños consuman todo el alimento que reciben, ya que, en muchas ocasiones, muy preocupados por la falta de comida también en sus casas, tienen la tentación de llevárselo para compartirlo con sus familias.

Dada la importante tarea y la enorme responsabilidad que tienen los profesores, queremos que estén motivados y satisfechos con su trabajo y condiciones. En este sentido, hemos equiparado su sueldo al de los profesionales públicos de la educación en Kenia. Además, contaremos con 2 profesores por Escuelita que puedan brindar una mejor atención a los 150 niños que asisten.

La Unidad de Renutrición de Lokitaung: al servicio de la lucha contra la malnutrición

Desde hace varias semanas, hemos abierto una Unidad de Renutrición en el Hospital de Distrito de Lokitaung, en Turkana, que también hemos visitado durante este último viaje a la zona. El hecho de contar con este servicio va a suponer un importante apoyo en el tratamiento y recuperación de los niños con malnutrición moderada y severa. A esta Unidad acudirán los niños a los que se les detecte malnutrición en las Escuelitas, pero también todos aquellos que viven en el área de influencia.

Durante su visita a Turkana, el equipo contó en todo momento con el acompañamiento de las Hermanas Misioneras Sociales de la Iglesia que, coordinadas por la madre Olinda, tienen una entrega absoluta a estos niños tan necesitados y, a la vez, tan olvidados.

 

 

 

    

 

 

 

 

 

 

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.