HazUnaDonacion    HazteSocio 

25 PROFESORES CLAVE PARA EL FUTURO DE LOKITAUNG

LowmaestrosvoluntariosTurkana2Esta experiencia empezó en Marzo de 2016 cuando mi amiga Mireia Castán me llamó ofreciéndome ir a Lokitaung a impartir unas clases a unos maestros nativos de Turkana. Nunca había estado en África y, la verdad, siempre me había dado mucho respeto. Pero llevaba ya algunos veranos ayudando en alguna casa de Madre Teresa y sentía que también podía ayudar en un proyecto así. Al principio la idea me pareció un poco loca, y, de hecho, estuve a punto de no ir. Por suerte me convencieron. No todos los días te llaman para hacer algo así, y si se te da la oportunidad, imagino que es por algo. Así que me decidí.

Todos esos meses hasta julio (fecha de nuestro viaje) estuvimos quedando con Mireia y Álvaro (otro compañero especialista en educación) para preparar todo el contenido del curso y recolectar materiales para entregar luego a los profesores Turkana. Mi gran inseguridad era lo descolocada que me sentía. No sabía a donde iba, a quien iba a dar clase, qué sabrían y qué no, en resumen, era como preparar algo a ciegas. ¡Pero con la gran ayuda de Mireia, lo sacamos adelante! También mencionar la gran ayuda de otros profesores que pusieron horas y dinero para ayudar en el proyecto.

¡El 1 de julio nos marchamos rumbo a Kenia! Fue un largo viaje, parando en El Cairo, Addis Abeba, Nairobi, Lodwar y, finalmente, después de 6 horas en jeep, a nuestro destino, ¡Lokitaung! Llegamos de noche, sin maleta y casi no tuvimos tiempo de situarnos ya que al día siguiente comenzamos el curso con los 25 profesores. Tenían entre 20 y 30 años, a excepción de alguno que era mayor. En general, en un principio mostraban una gran timidez. Sin embargo, poco a poco, fueron cogiendo confianza, y nosotras también. Nos fuimos adaptando a su ritmo y a su modo de ver la educación.

Aunque hay mucho que mejorar, había un buen proyecto educativo de fondo. Las hermanas están trabajando mucho para cambiar metodologías. Se notaban los años de formaciones. Trabajan por rincones, metodologías bastante activas y ahora tienen dos profesores por clase. ¡Antes solo tenían 1 para 120 alumnos! Nuestro objetivo era intentar darles ideas para facilitar el manejo de sus clases y favorecer que fueran más ricas. Y, sobre todo, ¡potenciar su creatividad! 

LowmaestrosvoluntariosTurkana3

Aunque fue un trabajo difícil, ya que en general son muy mecánicos, logramos que ampliaran su visión. Impartíamos clase de 9 a 6 de la tarde, y en general, solían recibir clases pedagógicas por la mañana, y sobre sanidad y conocimiento de enfermedades por la tarde. Estas últimas clases eran impartidas por Covadonga Tomé, pediatra asturiana que apoya a la Fundación Pablo Horstmann en el seguimiento del proyecto de la Unidad de Renutrición de Lokitaung.

Fueron dos semanas muy intensas, pero los profesores valoraron mucho ese curso y tuvieron mucho interés por aprender. El último día nos hicieron una gran fiesta, con cena y algún que otro regalo de agradecimiento. Volvimos el día 19 con tristeza aunque con la esperanza de que, año tras año y con el trabajo de todos, podamos conseguir que la labor de toda la gente implicada en estas escuelitas sea fructífera y pueda ayudar en la mejora del futuro de los niños y niñas que acuden a éstas. Aprendí que los maestros Turkana son clave para el buen desarrollo del poblado. Su educación y formación ayudan a prevenir muchos problemas. Por eso, ¡esos 25 profesores son clave para el futuro de Lokitaung!

 

 

 

 

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.