HazUnaDonacion    HazteSocio 

Campaña de Cirugía Cardíaca Noviembre 2014 en Addis Abeba, Etiopía

Sanando corazones: diario de viaje de la Campaña de Cirugía Cardíaca 2014

 

1er Día (15/11/14): de Madrid a Addis Abeba, 7.600 km que unen corazones

 dia1niños   dia1consulta

Muchos de nosotros no hemos podido dormir en el vuelo a Addis Abeba, la capital de Etiopía, no por falta de sueño, sino por la emoción desbordante. Al fin hemos aterrizado, con la ilusión de conocer a nuestros pacientes. La cirujana Tomasa Centella, que trabaja en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid, lidera el equipo.

Participan, entre otros, Mati, Ana, Stefano, Marta, Lola, Alonso y, como parte del personal de la Fundación Pablo Horstmann, Ana Sendagorta (autora de estas líneas) y Mercedes.

Llegamos al Cardiac Center of Ethiopia y nos recibe su Director Médico, el Dr. Yilkal Chanic, cardiólogo. Está encantado de que estemos allí y nos informa sobre el personal designado para apoyarnos en la campaña y los pacientes que ya han preseleccionado para la cirugía.

En Etiopía dependen de equipos extranjeros para poder ofrecer una cirugía vital a sus niños, y sabemos que colaboran muy a gusto con nuestro equipo porque deja que los médicos “aprendan haciendo”. Nuestro grupo de niños cardiópatas nos espera con sus familiares en un luminoso patio pintado con dibujos infantiles, un espacio para la risa que contrasta con la preocupación de sus padres.

Comenzamos la valoración de los niños preseleccionados mientras el resto del equipo se afana en colocar todo el material en quirófanos, UCI y almacén. Estanterías vacías y polvorientas que horas más tarde estarán llenas de un material precioso capaz de salvar vidas.

  

2do Día (16/11/14): a por la primera cirugía...

dia2equipo   dia2marta     

Ya estamos instalados en el Cardiac Center of Ethiopia. Las salas de ingresos, la UCI y los pasillos parecen un hospital fantasma. Fuera de las campañas que llevan a cabo diferentes equipos internacionales, aquí no se opera, así que la presencia de estas batas verdes con acento español, hace que el centro cobre vida de nuevo.

Marta Tsegaye es nuestra primera paciente, nuestra primera cirugía en esta campaña.

Siempre impresiona. El pecho de la niña que hace un rato te sonreía feliz en el patio tomándose una piruleta, te muestra ahora abierto un corazón latiendo que necesita ser reparado para continuar siendo su motor de vida.

En un momento dado se le hace una parada programada del corazón y este deja de latir, creando en los que no estamos habituados a esta rutina diaria de los cirujanos cardíacos la incertidumbre y el desasosiego de si volverá a latir. Tras la reparación llega el gran momento, la verdadera vuelta a la vida en la que el corazón retoma su latido. Respiramos, nos miramos y damos gracias. Marta volverá a sonreír, a mirarnos tras su piruleta, esta vez para despedirse de los médicos y volver a su vida normal.

  

3er Día: Biklitu estrena corazón... y zapatos (por Mercedes Hernando *)

808771714cc77c0a26b3a62839ea1be8   9a6e4d8f7cbe27891ce54fd88c33fb98

Es una angelita de 8 años, menudita siempre, pero más aún ahora. Llega caminando de la mano de una enfermera... es tan poquita cosa que la bata le queda enorme. Se llama Biklitu y su padre le ha comprado unos zuecos nuevos para la operación. Con muchísimo cariño y sonrisas enormes bajo la mascarilla, la instrumentista y las doctoras que van a anestesiarla ayudan a Biklitu a subir a la camilla. Se ve que está muertecita de miedo, pero no llora. Obedece las dulces indicaciones y se tumba para que le pongan, como jugando, la mascarilla de la anestesia... y empieza el show.

Los que no somos médicos pensamos que, desde que un paciente entra en quirófano, todo es cirugía. Pero antes hay un montón de trabajo: repetir la ecografía, intubar, poner el respirador, sondar.... Y preparar el campo, que no es sembrar, sino tapar con paños estériles todo el frágil cuerpecito excepto la zona de trabajo del cirujano. Y, de pronto, solamente asoman unos rizos y una frente.

Es casi magia poder ver latir el corazón, que sigue a lo suyo de latir como si nada... el cirujano ha cortado los músculos y el esternón hasta llegar al corazón, ha colocado un separador para abrir un hueco en el que estrechamente trabajar, ha retirado el pellejito que lo recubre -que se llama pericardio- y ahí está el causante de los problemas.

Entonces, llega el primer momento de la verdad: el cirujano necesita que no se mueva para poder repararlo, así que se administra medicación y ¡el corazón se queda quieto!. Ahora entra en funcionamiento la bomba de perfusión y mientras la maquina oxigena la sangre y la bombea el cirujano trabaja explicando con detalle todo lo que hace al colega etíope. Cuando termina la reparación es el momento de la auténtica verdad. ¡Fuera bomba y el corazón tiene que volver a latir! Momento de atención intensa… es como electricidad en el ambiente. La atención de todos pendiente de que esa bolsita roja llena de cables tubos y pinzas se mueva, las miradas se pueden tocar, todas van al mismo punto.

¡Y late! Respiramos silenciosamente con alivio y alegría. El corazón de Biklitu le permitirá llevar la misma vida que cualquier otro niño, correr y jugar hasta cansarse. Y no hemos terminado. Hay que cerrar y luego trasladar a la UVI, donde está todo el equipo preparado para cuidarla al despertar. Entra su madre a verla y el cirujano le dice que todo ha salido perfectamente. Pero le impresiona encontrar a su angelito tan desvalida... medio ida y llena de tubos. Se acerca casi con miedo de tocarla y el amor, el miedo y la esperanza con el que mira a su niña ¡te dan ganas de darle un abrazo de oso! Biklitu ve a su madre y parece inquieta. La intensivista decide que duerma un poquito más, con su madre al lado.

Vamos a comer -casi engullir- pues otro paciente espera. Come el equipo de quirófano. El equipo de UVI comerá más tarde, cuando Biklitu esté estable. Al cabo de una hora... Biklitu llora silenciosamente entre sus tubos... la enfermera sabe por qué: quiere beber agua y no le dejan.

*Responsable de justificación de proyectos en la Fundación Pablo Horstmann.

  

4º Día: un equipo lleno de corazón... 

Para una campaña con corazón, hace falta un equipo de profesionales con corazón, dispuestos a poner su tiempo, su profesionalidad y el calor de la atención que brindan al servicio de los demás. Hoy te presentamos al equipo de cirujanos que participa en la Campaña de Cirugía Cardíaca 2014:

  

AnaSendagortaAna Sendagorta, Presidenta y Directora Médica de la Fundación Pablo Horstmann
 
* Médico oftalmóloga.
* Su recorrido: Ana ha participado en diferentes campañas de cirugía oftalmológica y, en la actualidad, su función es la gestión de todos los aspectos vinculados a la realización de las campañas.
* Sus razones: nuestros niños lo merecen. Además, somos su única alternativa. Por otro lado, ayudamos a crear capacidad en el país, ya que formamos a cirujanos etíopes. 
* Lo más gratificante: las sonrisas y las miradas de los niños y de sus familias. Saber que podemos hacer algo concreto y tangible por ellos. 
* Le dejó huella: la historia de Hanna, una niña cardiópata que vino a operarse a España hace algunos años y que, de alguna manera, fue el punto de partida para que la Fundación comenzara a involucrarse en este tipo de campañas.El año pasado Hanna necesitaba un cateterismo añadido, que fue llevado a cabo en su país durante la Campaña de Cirugía Cardíaca 2013.año pasado Hanna necesitaba un cateterismo añadido, que fue llevado a cabo en su país durante la Campaña de Cirugía Cardíaca 2013.
  

RetratoTomasaCentellaTomasa Centella Hernández, cirujana cardiovascular y jefa de equipo

 
Doctora en Medicina y Cirugía. Actualmente es la Vicepresidenta de la Sociedad Española de Cirugía Torácica-Cardiovascular.
Su recorrido: es una de las más veteranas con muchas campañas a sus espaldas.
Le dejo huella: en una ocasión, había un niño muy malnutrido y débil, que no salía adelante y pensaban que se iba a morir. Como no disponían de alimentación especial para renutrirle, utilizaron el aceite de oliva que Tomasa siempre lleva para desayunar en las campañas. Lo utilizaron directamente al estómago por sonda nasogástrica y funcionó. El niño se recuperó y más adelante pudo ser operado.
 

  

RetratoAnaLópezAna López, anestesista

 
Más de 13.000 anestesias realizadas, básicamente cirugía cardiovascular y torácica. 
Su recorrido: 6 misiones como cooperante al terreno. Esta es la segunda con la Fundación Pablo Horstmann.
Sus razones: empezó a cooperar porque sentía que era una “asignatura pendiente”.
Lo más difícil: Tu actuación es limitada. Muchos pacientes se quedan sin atender y eso te deja sensación de impotencia. 
Le dejó huella: Me dejó una huella muy especial un niño con una fístula coronaria al que operamos. Días después de finalizar la misión, supimos que había vuelto a ingresar y ya no podíamos volver a intervenirlo.
  

RetratoMatildeLópezZeaMatilde López Zea, cardióloga pediátrica

 
Cardióloga pediátrica del Hospital Ramón y Cajal.
Su recorrido: viaja a terreno desde 2010 y esta es la 7ª misión que realiza con el equipo de la Dra. Tomasa Centella.
Sus razones: porque hace falta.
Lo más gratificante: cuando nuestros pacientes abren el ojo tras la cirugía, se encuentran con que han llegado los Reyes Magos. Cuidamos mucho los detalles humanos. Además, en cada misión se establecen relaciones afectivas preciosas. 
Lo más difícil: en las misiones vemos una patología que en España ya no se ve, muy evolucionada. Los neonatos cardiópatas mueren en su mayoría sin haberse diagnosticado o sin haber tenido una oportunidad de ser intervenidos, así que nuestros pacientes suelen ser los supervivientes, niños que, aunque con patologías graves, han podido sobrevivir y llegan a nosotros ya con hipertensiones pulmonares u otras secuelas importantes.
  
 
RetratoStefanStefano Marianeschi, cirujano 
 
Trabaja actualmente en el Hospital Niguarda de Milán. Casado y con 2 hijas. Se formó durante dos años en el Hospital 12 de Octubre y en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.
Su recorrido: es su 2ª misión con la Fundación Pablo Horstmann. Empezó a cooperar en el año 97, al conocer a un misionero que estaba en Albania y que durante la guerra de Kosovo, le invitó a ayudar allí como médico general. Ha realizado diversas misiones de cirugía cardiaca en Kenia, Marruecos, Uganda, Camboya, Uzbekistán, Nepal Etiopía, Zimbabue, Moldavia y Yemen.
Lo más gratificante: voy porque necesito ayudar a otras personas en el campo en el que más puedo ayudar, la cirugía cardíaca. Además, cada misión me recarga las pilas y me da una enorme satisfacción. Esto es posible gracias al apoyo de mi familia. Mis hijas me dicen que se sienten orgullosas de mí. Además, les he contagiado esta vocación y ya han tenido una primera experiencia de voluntariado en La India.

 

AlonsoAlonso Alonso, perfusionista

 
Inició las primeras cirugías cardíacas en España en el Hospital La Princesa y, posteriormente, en el Hospital Ramón y Cajal. 
Ha asistido más de 10.000 cirugías cardiacas, siendo “el corazón y el pulmón” de los pacientes durante las intervenciones. 
Su recorrido: Esta es su 6ª misión a terreno, la 2ª con la Fundación Pablo Horstmann.

  

 

 AnaCoca Ana Coca, médico intensivista

 
Trabaja en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Lleva allí 5 años y ve 400 niños al año, no solo con cardiopatías, sino con patologías de cualquier tipo. 
Su recorrido: su primera misión se dio de casualidad, para suplir a la pediatra que tenía previsto ir y que, a última hora, se lesionó. Ya ha participado en 7 campañas con Tomasa y en 3 con Stefano. En las campañas ha participado en más de 100 cirugías y más de 130 cateterismos. 
Sus razones: le mueve el tener una experiencia humana y profesional distinta, el saber apreciar las cosas que tenemos habitualmente. Le llama la atención el deterioro de los niños en países como Etiopía, ya que sus problemas de salud se diagnostican tarde o no hay acceso a una solución quirúrgica.
Lo más gratificante: cuando los niños se van saludando. Aquí los levantamos y caminan al segundo día. En Madrid se van en cama, pero aquí la cama no cabe por el pasillo.
 Le dejó huella: recuerda a Kali, un niño de la 4ª misión. Aunque su cirugía fue bien, cuando faltaban tres días para irse tuvo problemas relacionados con la transfusión y se puso muy malo. La anestesista y ella se quedaron un día más. Después tuvieron que marcharse y el niño se quedó intubado. A los cinco días de estar en España, y viendo que la situación no mejoraba, decidieron tomar el primer avión y regresar a Etiopía. Le encontraron muy deteriorado y con un 30% menos de peso, pero consiguieron que se recuperara.
 

  

MercedesMercedes Hernando

 
Trabaja en la Fundación Pablo Horstmann como responsable de justificación de proyectos.
Su recorrido: es su primera participación en una Campaña de Cirugía Cardíaca y se ha convertido en los ojos de la Fundación en el terreno. Está emocionada y se nota en las crónicas que envía y que comparte en las redes sociales.
Sus razones: desde hace muchos años Mercedes ha estado vinculada al ámbito de la cooperación internacional al desarrollo, sector que le gusta y le mueve. En esta ocasión, surgió la oportunidad de apoyar al equipo de la Campaña en temas de organización y logística, y no se lo pensó. Ha dejado por 10 días su escritorio y sus tareas como responsable de justificación de proyectos en la Fundación para colaborar en una experiencia de terreno que, a su regreso, también tendrá que justificar.
 
 

5º Día: corazones con nombres y rostros

Estos son los nombres y rostros de algunos de los niños a los que estamos operando durante la Campaña de Cirugía Cardíaca 2014. El domingo iniciamos las operaciones y desde el martes ya hemos comenzado a dar las primeras altas. Foto1Tesfamelatconsumamá

Tesfamelac es un niño de 10 años. A las 20 horas de su cirugía, ya caminaba feliz por la UVI. Y su felicidad es la de su madre, a la que vemos con él en la imagen.

 Foto2Biklitudadadealta

Biklitu ya os la habíamos presentado en un post anterior. Su madre, Habsa, lloraba impresionada al verla en la cama llena de cables. Ahora ya le han dado el alta y esta es su carita. 

 Foto3Habsa

Habsa y Nejat son otras dos niñas que también han pasado por quirófano en esta semana. Habsa abrazó fuerte a su muñeca para descansar después de la operación

 Foto4lasaladeespera

Estamos rodeados de personas excepcionales. Los niños que, siendo tan pequeños, se enfrentan ya a una situación de este tipo. Los cirujanos y todo el equipo que lo dan todo para salvar estos corazones y lo hacen sin horario y sin egos. Por ejemplo, anoche el equipo de la UVI que estaba descansando algunas horas en el hotel, tuvo que salir corriendo al hospital tras recibir una llamada pidiendo ayuda urgente. Al final, todo quedó en un susto, pero el personal etíope de intensivos agradeció el apoyo.

  

6º Día: a hacer se aprende haciendo: el Dr. Berhanu Nega

 DrNegaEl Dr. Nega se graduó hace dos años y ahora trabaja en el Black Lion Hospital. Es el jefe de la unidad de cirugía cardiotorácica. Si bien tiene mucha experiencia en cirugía torácica, la extracorpórea sólo la ha podido ver durante las campañas.

 El Dr. Nega cree que después de esta campaña se sentirá más seguro y confiado en sus capacidades. Sin embargo, señala que este trabajo no es tarea de una sola persona y que en el hospital público en el que trabaja no se cuenta con medios suficientes.Por ejemplo, los paramédicos no están bien entrenados y solo hay un anestesista, mientras que en otros centros privados tanto el personal como los salarios son 2 a 3 veces superiores.

Hace cuatro años que solicitaron suministros al gobierno, pero todavía no les han enviado nada y, además, no hay empresas que los produzcan en Etiopía. A todo esto se añade que, durante los últimos meses, la sala de operaciones ha estado cerrada debido a que la están renovando. En principio el cierre iba a ser por 9 meses, pero ese tiempo pasó y ahora parece que habrá que esperar otros 6 meses hasta que la vuelvan a abrir.

 

Foto5. Médicosetíopes¿Qué hace esta campaña diferente? Según el Dr. Nega, nosotros preguntamos. “Vuestro equipo es mucho más abierto a nosotros. Este equipo comparte y nos permite practicar y aprender. Ellos vienen a trabajar junto a nosotros, no a hacer todo ellos solos”.

  

 

 

 

 

7º Día: la recuperación en tiempo récord de Nejat

 nejat madre planta  Nejat y stefano

La UVI el Cardiac Center of Ethiopia tiene una capacidad limitada, así que, para poder seguir operando, los pacientes tienen que ir pasando a planta. Y los niños que hemos estado operando durante esta campaña pasan a planta en un tiempo récord de 48 horas.

Este es el caso de Nejat, que pasó por quirófano el pasado lunes y que, dos días después, se fue a casa con su corazón reparado.

La suya fue una operación complicada, pero aquí ya la vemos durante su breve estancia en planta con Stefano, el cirujano que la operó. Lleva su inseparable diadema amarilla.

 FotoNejat

Esta es la imagen del después. Vestida de rosa, con zapatos nuevos y lista para salir. Pasó por el comedor del hospital para despedirse de todo el mundo. El equipo de cirujanos le había llevado algunos juguetes y ropa nueva, tal y como hacen con todos los pacientes que atienden durante la Campaña.

El paquete con estos detalles se deposita sobre la cama de los niños en la UVI para que, al despertar de la operación, sea lo primero que vean. ¡Qué ilusión les hace!

 

 

  

8º Día: vamos llegando al final…

Se acerca el final de la Campaña de Cirugía Cardíaca 2014 y estamos muy contentos porque nuestros niños ya han sido operados y todos están recuperándose. Permítenos contarte algunas cosas más sobre ellos:

* Habsa, de 3 años, es la niña que ha estado más días en la UVI, ya que ha tenido un acúmulo de líquido en el pulmón.

La que más lloraba es Kanita, de 6 años. Tenía una mezcla de emociones entre cierto temor, incertidumbre y alegría porque se iba a curar.

Nejat es una niña de 9 años a la que le descubrimos un problema adicional no detectado anteriormente y que hizo la operación más delicada.

Yordanos, la mayor de nuestros niñas, es una adolescente de 14 años que no ha querido salir en casi ninguna foto. Por eso tampoco aparece en la foto de grupo… cosas de la edad.

Tesfamlak es el niño que se ha recuperado y que ha recibido el alta más rápidamente. Tiene 10 años.

* Soliyana no se separa de su muñeca rosa. Es una niña de 5 año muy entrañable. Estaba tan agradecida que, el día que se despidió del equipo, quería invitarnos a todos a merendar a su casa. En estas imágenes la vemos con su muñeca, con su padre el día que se iba del hospital y su sonriente rostro delante de las batas verdes de nuestros médicos.

 Soliyana   Soliyanaconbatasverdes   Soliyanaconsupadrem       

Samrawit viene de una zona rural en la zona de Gondar, al norte de Etiopía. Su familia la componen su hermano y un matrimonio de acogida, a quienes fue cedida por su madre, que no se podía ocupar de ella. Ellos la han acompañado durante la evaluación, intervención y posterior convalecencia. Samrawit estuvo a punto de no poder ser operada, pues al llegar el momento de firmar el consentimiento, era necesaria la firma de la madre biológica. Sin embargo, pudieron localizarla y la madre viajó más de 6 horas en autobús para poder firmar. Por suerte, a tiempo. Abajo vemos a Samrawit y a su familia en la sala de espera del hospital el día de la evaluación y ya descansando en la cama al día siguiente de su operación.

FamiliaSamrawimt   Samrawitenlacama    

En las siguientes imágenes, vemos a parte de nuestro equipo médico con Habsa, Kanita y Muktar ya en planta, el pasado jueves y a Helen sentada con su padre tras pasear un rato por la planta.

HabsaKanitayMuktar   Helen consupadredescansando   

 

9º Día: y solo queda decir… ¡Gracias!

  FotoallchildrenwithTomasaweb

 GRACIAS es la palabra más poderosa con la que podemos cerrar esta Campaña de Cirugía Cardíaca 2014.  GRACIAS en nombre de la Fundación Pablo Horstmann y, sobre todo, en nombre de estos niños que ya disfrutan de un corazón sano:

 

Bikiltu Abiy, 9 años.
Tesfamlak Arega, 10 años.
Habsa Muzid, 3 años. 
Nejat Nuredin, 9 años. 
Muktar Faris, 7 años. 
Soliyana Alemu, 5 años. 
Kanita Abdi, 6 años.
Samrawit Ayanew, 12 años.
Helen G. Egziabher, 13 años. 
Marta Tsegaye, 3 años. 
Natanim Mekonen, 5 años. 
Yordanos Solomon, 14 años. 
Wolif Alemayehu, 6 años. 
Ruth Fikru, 3 años. 
Saron Alemayeu, 4 años.

 

GRACIAS al equipo de médicos españoles (y al italiano Stefano) que han participado en la campaña y que ponen su corazón y su colaboración desinteresada para curar a cada uno de estos niños. GRACIAS a los enfermeros y médicos del hospital que han colaborado con ilusión y con muchas ganas de aprender para conseguir sacar adelante a estos niños y a otros muchos que puedan llegar con este tipo de problemas. GRACIAS a sus familias que han confiado en nosotros, poniendo en nuestras manos lo más valioso. Y GRACIAS a vosotros que habéis puesto vuestro corazón.

 

 

Dirección

Camino del Sur, 50
28109 Alcobendas - Madrid
Teléfono: 91 650 1973 (sólo mañanas)

info@fundacionpablo.org

Menú rápido

                       

Utilizamos cookies propias para evaluar el uso que se hace de la Web y la actividad general de la misma. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas informacion haciendo clic AQUI.